¿Cómo Afectarán las Elecciones Provinciales a Nuestra Economía?



Al cierre de esta edición de junio todavía no teníamos claro de cómo se formarán las alianzas políticas entre los tres partidos mayoritarios, BC Liberals, NDP y Green.


Las diferentes opciones se manejan entre bastidores y el partido que solamente obtuvo tres escaños se ha convertido en el que definirá nuestro futuro, bien por el Green Party.


Cualquiera que sea el resultado final es oportuno destacar las diferencias claras en cuanto a sus filosofías económicas.


Un gobierno liberal mantendrá el statu quo, ello se traduce en el continuo desarrollo de los recursos, megaproyectos y bajos impuestos. En el desarrollo de la industria de gas natural líquido como prioridad la construcción de la represa Site C y el reemplazo del túnel Massey.


Para los liberales el responder al problema del cambio climático no es prioridad. En cambio el desarrollo económico se mantendrá en el tope de la lista de prioridades. La creación de trabajos será la mantra política de Christy Clark.


También lo será la mejora en la relación con las primeras naciones a través de acuerdos que traerán beneficios económicos y que están ligados a proyectos de uso de recursos y energía.


Mientras tanto el NDP ha expresado claramente por medio de su líder John Horgan que el cambio climático es una prioridad, lo que significa un cambio en el desarrollo de los recursos naturales.


Uno de esos desarrollos se refiere a la ampliación del oleoducto Kinder Morgan, del cual el NDP es un claro opositor; aunque no está claro qué clase de poderes tiene la provincia para boquear una decisión federal.


El NDP apoya la industria de gas natural líquido pero sujeto a algunas condiciones que podrían significar una barrera para el desarrollo de la industria. El NDP pretende enfatizar en la creación de la creación de energía alternativa limpia como poder solar y de viento, y probablemente no continúe con la construcción de la represa C Site.


En cuanto a la relación con las primeras naciones, el NDP cree que lo mejor es aceptar totalmente el “United Nations Declaration of the Rights of Indigenous Peoples (UNDRIP)” que podría darle a las primeras naciones el derecho a votar por decisiones relacionadas al uso de la tierra.


El Green Party ha declarado públicamente que para que cualquiera de los dos partidos mayoritarios reciba su apoyo en la Asamblea Legislativa deben cumplir con tres demandas. Primero, una prohibición a las donaciones políticas por parte de las corporaciones y los sindicatos. Segundo, la introducción de un modelo de representación proporcional para las elecciones de los gobiernos provinciales. Tercero, más dinero para educación.


Evidentemente se ha presentado un claro cambio en el panorama político de la provincia. Como hemos manifestado en pasados artículos, como la política va de la mano con la economía, no debemos desestimar el impacto que la primera tiene sobre la segunda y que por lo tanto estaremos viendo importantes cambios en nuestra economía local adicional a la influencia de los tratados internacionales, especialmente con nuestro vecino del sur.


Fuentes: Burnaby Now, Globe & Mail


Featured Posts