La Comunidad


“Sólo una cosa convierte en imposible un sueño: el miedo a fracasar.”

- Paulo Coelho

¡Hoy hace 18 años!

Nació la Revista Spanglish, como una inquietud de Mario Ayala Jr., él pensaba en fundar un periódico que identificara a la juventud latina, radicada en esta provincia de British Columbia. Esta iniciativa fue secundada y apoyada por un grupo de jóvenes que asistieron a unos talleres en “La Montañita” para incentivar el nacimiento de pequeños negocios.

Cuando iniciamos esta aventura, en ningún momento pensamos en fracaso y el sueño con el cual se inició Spanglish, aún sigue vigente. Hay tropiezos, bajones, alegría, logros, es nada más que un reflejo de la vida misma.

De todos es conocido que los medios de comunicación tienen una enorme influencia tanto en la educación, como en las actitudes de toda una comunidad. Mediante mensajes escritos se puede crear en personas o familias enteras la necesidad de mejorar el estilo de vida, fomentando el fortalecimiento de valores relacionados con el amor y la autoestima.

Así también, por medio de la publicidad se logra dar a conocer de manera efectiva un producto o servicio, que es tan útil para cubrir las necesidades, para satisfacer un antojo o aprovechar un servicio.

La lectura en realidad, es un privilegio único. Cuando alguien abre Spanglish, abre un mundo lleno de conocimiento, diversión y entusiasmo.

Spanglish comparte toda una gama de pensamientos y vivencias, englobados dentro de un mensaje escrito por cada uno de nuestros colaboradores.

Muchas veces brota la energía y alegría en un día frío, solo con la lectura de una historia o un simple chiste, que nos hace ejecutar una pequeña andanza imaginaria a través del espacio y ésta es suficiente para llenar nuestros días del calorcito de Latinoamérica.

En Revista Spanglish se hace uso del ingenio e improvisación, además se aprovecha la agilidad mental de algunos escritores para encontrar la ocurrencia adecuada en el momento oportuno, a veces, por medio de un pequeño dibujo o caricatura, que es lo que hace más atractivos y entretenidos algunos de sus artículos. Esto es una muestra del trabajo valioso que esta revista les regala con su participación, justo es que la apoyemos para no perder esta diversión, información y educación que nos entrega.

Por otro lado, al ordenar un anuncio, se confía en la honestidad de la revista y se espera que en forma recíproca así nos la devuelva el anunciante al pagar el servicio por la publicidad recibida.

Parece mentira que este proyecto haya sobrevivido por tanto tiempo y lo más insólito es que todavía la gente lo busca y lo lee, participa y seguimos adelante. Realmente, no imagino mi vida sin la revista, creo que si no pudiera imprimirla, al menos la pondría online, pues me entretiene tanto a mí, como a nuestros asiduos lectores.

¡Muchas gracias por la preferencia!

Featured Posts