Rijk y Melkweg


No es el nombre de la pareja de moda ni un acto de comedia, tampoco son las mascotas de ningún miembro de la realeza holandesa ni los gemelos fantásticos. El Rijk es lo que da nombre al Rijkmuseum y significa rico, por lo que el Rijkmuseum es el museo rico y haciendo honor a su nombre, es el museo más importante de los Países Bajos por su vasto contenido en obras maestras. La construcción tiene un túnel por el que pasan transeúntes y ciclistas por igual y que funciona como la puerta hacia la plaza de los museos que alberga otros edificios dedicados a mostrar el arte de este país como el Museo de Van Gogh. Sobre éste, se encuentran obras de incalculable valor.

El museo está bien organizado en 4 pisos conformados en orden cronológico. El museo se puede ver en cualquier dirección, yendo hacia delante o hacia atrás en el tiempo, o si se quiere en intervalos. Al fin y al cabo ¿No dicen algunos teóricos que el tiempo no es lineal? El primer piso, que realmente no es piso sino una especie de megasótano que como gran parte del país se encuentra bajo el nivel del mar, está dedicado a colecciones especiales que datan de los años 1100 o 1600 después de nuestra era.

Pudimos apreciar modelos de barcos de aquellas épocas doradas de la marina mercante holandesa seguida de una sala dedicada a pistolas, rifles y cañones antiguos, seguida de reliquias y porcelanas típicas de esta región, las más famosas vasijas y juegos de té de porcelana vienen de la ciudad de Delft. Completan el piso una colección bizarra de llaves y candados antiquísimos, algo del renacimiento italiano, algunas obras de artistas holandeses de antaño y un pabellón asiático con representaciones de ídolos hindús, chinos y de Burma como Shiva, Ganesha y Guanyin.

El segundo piso que vendría siendo el primero ya que el cero es la planta baja, contiene pinturas y algunas esculturas que datan de 1700 a 1900, pero está dividido en dos, cien años por cada sección. En la parte de los 1700s encontramos algunas esculturas y muebles de la época, una sala dedicada a los pintores de Amsterdam de aquel entonces, otra para los de Haarlem, algunas obras de Messien y algunos retratos de la nobleza. En la segunda parte (1800-1900) tenemos algunas obras maestras que incluyen a Van Gogh y Francisco de Goya junto con obras del romanticismo y la batalla de Waterloo.

El piso 2 contiene obras que van del 1650 al 1700, un período rico en pintores holandeses. A mitad del piso se encuentra la sección de honor que exhibe la obra suprema de Rembrandt llamada Nachtwacht o la guardia nocturna. En la galería de honor además de el famoso Rembrandt encontramos a otro de mis favoritos, Verneer y junto con ellos Steen y Hals y otros retratistas de la vida cotidiana así como de palacios y paisajes campiranos.

El tercer y más pequeño piso tiene obras "modernas" de entre 1900 al 1950 con artefactos como un avión y sillas hasta diseños de Yves Saint Laurent y de Art Nouveau. Algunos autorretratos y objetos arte completan el último piso. Un alimento para los ojos y la mente transportarse a estas épocas de la historia humana a través de tan bella cualidad artística.

Podría escribir toda una revista completa de lo que hay que hacer en Amsterdam, que es solo una ciudad en los Países Bajos. Les comentaré que esa noche fuimos al Melkweg que significa Vía Láctea a ver el concierto de despedida de la banda española Bongo Botrako. El lugar es un centro cultural legendario donde han tocado los grupos mas importantes de las escenas europeas y algunos canadienses como Danko Jones, Mosnter Truck y STARS e hispanos como La Pegatina, Zuco 103, Cibelle, La Mala Rodríguez, Elías Ochoa y hasta cumbia con Chucho Trujillo. Por supuesto que Bongo Botrako ya había agotado las entradas en ocasiones anteriores y esta vez no fue la excepción ya que todos los holandeses bailaron al compás de todas las canciones como Todos los días sale el sol, punk parranda y otros temas de la banda de Tarragona.

Hay vuelos directos de Vancouver a Amsterdam alrededor de los 1000 dólares. Aunque los museos son caros, se puede economizar en la comida y el chupe que es más barato que en Vancouver. Utilicen opciones como el Couchsurfing o el Airbnb para ahorrarse dinero en el hospedaje y vaya a educarse y regar con cultura la materia gris de la cual está hecha su cerebro. La ciudad está bien conectada por vías férreas de alta velocidad que lo transportarán en unos minutos a otras ciudades y Amsterdam es una ciudad que se puede caminar de cabo a rabo o comprar un día entero de tranvías para recorrer la ciudad y zonas aledañas por 24 horas y que saldrá más barato que ir de Vancouver a Maple Ridge one way. Además hay miles de canales que como sistema circulatorio se encuentran por todo el país, un país casi anfibio que hay que ver para creer.

Amsterdam 2015.

Featured Posts