¿Qué es la Inspiración?


Es la materia prima que necesitamos para comunicar y transmitir emociones. Es sentir y conocer el poder de la palabra, aunado al sentimiento.

Es raspar el alma para compartir experiencias y sentimientos de toda índole. Es derrotar al silencio, con el deseo sublime de transmitir vivencias cotidianas.

La vida es inspiración, es nuestra compañera y musa y el elemento vital es el amor; porque lo más valioso del ser humano, está en su corazón.

La inspiración es un estímulo creador repentino, es la influencia que determina el estilo o la forma de ser de cada quien.

Es conocer el lenguaje de nuestro corazón para que broten las emociones y poder transmitirlas, ¡es acción! en un estado de euforia, tristeza, o desamor, es un desahogo, de lo más íntimo de nuestro ser.

Es una manera de trascender, de reflejar sentimientos y expresarlos a flor de piel, y podemos desarrollarla escribiendo un poema.

Ya que inspiración, es un niño, un ave, una flor, la naturaleza, los amigos, todo a nuestro alrededor es inspiración. Son varios los caminos que llevan a la poesía, porque poesía somos nosotros.

Al escribir una reflexión hay que dejar abierto el interés del ser, para que salgan los sentimientos.

El amor y el desamor son fuente inagotable de inspiración, ¡Ahí donde duele! está la inspiración. Porque el amor es la mejor música del alma, es la partitura de la vida. El deseo y la pasión, son inspiración.

Dice el poeta Jaime Sabines: "La poesía es intuición, es comunicación, es lo que necesitamos los hombres para comunicarnos sentimentalmente"; y afirmaba Alfred Musset: "La inspiración cualquiera que sea su fuente, es sagrada".

Así es, a través del verbo nos encontramos con nosotros mismos.

La inspiración existe, sólo que tiene que encontrarnos trabajando.

Las emociones ¡ahí están! sólo hay que plasmarlas, buscando un espacio de quietud y paz para poder tocar las almas. 'Quien quiera escribir poesía, debiera llenar su vida de poesía', dijo el poeta.

Amigos lectores, como escribió el sabio Sócrates: "Yo sólo sé... que no sé nada". Por eso siempre nos preguntaremos... ¿Qué es la inspiración?... Hasta la próxima.

Dedicado a Don Alberto Eisenkraft y su esposa Doña Kiki, él de Perú y ella de Alemania, gracias por su amistad. Reciban abrazos rompehuesos.

"FELIZ DÍA DE SAN VALENTÍN"

Featured Posts