Efectos por la Devaluación de la Moneda Canadiense


La depreciación del dólar canadiense tendrá diferente efectos en varios sectores de la economía. Mientras el sector orientado a las exportaciones recibiría un alza, podría al mismo tiempo incrementar el costo de vida de los canadienses, especialmente a los de bajos ingresos. También el efecto de baja de la moneda dependerá de cuánto baje y de cuánto tiempo se mantenga depreciada.

La presión puesta en el Loonie se ha incrementado y se predice que para mediados del 2016 baje hasta US$0.67 por CA$1.00.

Las mayores fuentes de debilidad de la moneda han sido generadas por la baja en el precio del petróleo, la decisión del gobierno estadounidense de aumentar las tasas de interés mientras Canadá las mantiene inamovibles y el hecho de que la economía de Estados Unidos se comportará mejor que la de Canadá.

En un sentido cuantitativo la depreciación de la moneda generará un crecimiento positivo para la economía de British Columbia, al menos en el corto y mediano plazo.

La depreciación del dólar canadiense supone un beneficio directo para los exportadores pues reciben dólares estadounidenses en sus transacciones al mismo tiempo que venden sus productos a precios competitivos. Incluso podría generar una reducción en los precios en los países de destino y por lo tanto un incremento en la demanda de los productos canadienses; lo que internamente significa expansión y mayor empleo en estas industrias.

Por otro lado la devaluación de la moneda canadiense aumenta el precio de las importaciones incluyendo los alimentos como las frutas y los vegetales. Ello genera un alza el costo de vida especialmente para las clases media y baja.

Conforme un estudio del Retail Council of Canada se infiere que el costo de los productos ha aumentado más del 5%. Si la moneda se mantiene decayendo por más tiempo podría motivar a crear o expandir la sustitución de importaciones.

También esta baja en el cambio de moneda tiene un efecto en la industria del turismo. Más turistas, especialmente de Estados Unidos verán una gran ventaja en viajar a Canadá. Además de beneficiar directamente al turismo, esta tendencia beneficiaría otras industrias relacionadas al turismo como la aviación y los hoteles. Una moneda barata motivaría a estudiantes internacionales a escoger a Canadá como su destino de estudios.

Los inversionistas que colocaron su dinero en acciones de empresas estadounidenses están viendo beneficios con una moneda canadiense devaluada, pues reciben mayor retorno en dólares canadienses.

La devaluación es buena y es mala, depende de la plaza que ocupe la persona en la economía. Los sectores turismo y hospitalidad, los exportadores y particularmente los fabricantes estarán entre los mayores ganadores, incluyendo a los trabajadores de estas industrias.

Del lado opuesto una moneda débil puede conducir a inflación haciendo la vida más cara para consumidores, viajeros e importadores.

Como dicen los economistas del CIBC, una moneda canadiense débil estará con nosotros por un largo tiempo aun cuando el precio del petróleo suba dramáticamente.

Fuentes: Huffington Post Business Canada, Business Council of British Columbia,

CTV News, Globe and Mail, Montreal Gazette

Featured Posts