¿Qué es un Policía?


Los ciudadanos canadienses y los visitantes caminamos seguros y tranquilos, gracias a las diversas corporaciones de la policía. Así como la emblemática RCMP, 'Royal Canadian Mounted Police'.

Hoy les comparto un relato acerca de los policías. Es una narración en inglés en la voz de Paul Harvey, titulada "The Policeman", y se puede escuchar en las redes sociales. En español dice así:

El Policía... Un policía es una composición de lo que todos los hombres son, una mezcla de un santo y pecador, polvo y deidad.

Lo que realmente significa es que son excepcionales, que son inusuales, no son comunes. Enterrado bajo la espuma está el hecho, y el hecho es decir, que menos de la mitad del uno por ciento de los policías no se adaptan a su uniforme. Y eso es un mejor promedio del que encontraría entre los clérigos.

¿Qué es un policía? él, de todos los hombres, es a la vez el más necesario y el más buscado. Una criatura extrañamente sin nombre, que es "señor" a la cara y "cerdo" o peor a la espalda.

Debe ser un diplomático, de tal manera que él pueda resolver las diferencias entre los individuos para que cada uno piense que ganó.

Pero... si el policía es limpio, él es vanidoso; si él es descuidado, él es un vago; si él es agradable, es un coqueto y si no lo es, es un cascarrabias.

Debe tomar decisiones instantáneas que requerirían meses para un abogado.

Pero... si él se apresura, es imprudente; si él es meditado, es perezoso. Él debe ser el primero en un accidente, infalible con un diagnóstico. Él debe ser capaz de iniciar la respiración, detener la hemorragia, atar férulas y, sobre todo, asegurarse de que la víctima vaya a casa sin cojear.

El oficial de policía debe conocer cada arma, sacar el arma en la carrera, y golpear donde no duela. Él debe ser capaz de abatir a dos hombres hasta el doble de su tamaño y la mitad de su edad, sin dañar su uniforme y sin ser "bruto". Si le pegas... él es un cobarde. Si él te pega... él es un peleador.

El policía, de un solo cabello humano, debe ser capaz de describir el crimen, el arma, y le dirá dónde se esconde el criminal. Pero... si él arresta al delincuente, tiene suerte; si no lo hace, él es un tonto.

Archiva y escribe reportes hasta que sus ojos le duelan, para construir un caso contra algunos delincuentes, que conseguirán zafarse de los cargos gracias a un desvergonzado detective privado.

El policía debe ser un ministro, un trabajador social, un diplomático, un tipo duro y un caballero. Y, por supuesto, tendrá que ser un genio... pues tendrá que alimentar a una familia con el sueldo de un policía.

Amigos lectores, no olvidemos que somos latinos y nos caracteriza la solidaridad y el amor al prójimo. Actuemos de buena fe y apoyemos a la policía colaborando con la verdad. La unión hace la fuerza. ¡Honor a quien honor merece!...

Hasta la próxima.

Featured Posts