La Comunidad


"Deja ir a personas que sólo llegan para

compartir quejas, problemas, historias

desastrosas, miedo y juicio de los demás.

Si alguien busca un bote para echar su basura, procura que no sea en tu mente".

Dalai Lama

Este pensamiento de Dalai Lama, me parece que es un buen consejo y puede ser un buen momento para aplicarlo hoy que concluimos un año más.

Recuerdo que recién llegada a Canadá, decidí alejarme de todas aquellas personas que se quejaban de todo y que me llenaban de historias tristes y de mucha inconformidad. No logré alejarme de todos, pero logré superar en parte la influencia negativa que ellos trataban de sembrar en los que recién llegábamos a este país.

Como consecuencia y por motivos que no necesito mencionar, me alejé de la iglesia, tal vez huyendo de algunas personas, que no me ayudaban en nada en mi incorporación en esta comunidad. Pero hace algún par de años, estoy de nuevo asistiendo a una iglesia, casi regularmente.

Lo que quiero mencionar es algo gracioso, resulta que la primera vez, que visité la última iglesia en el que nos reunimos los domingos que nos es posible llegar, escuché el coro que amenizaba la misa, estaba formada en su mayoría por jóvenes. Me encantó observar que era muy moderno, contaba con una batería, guitarras, piano y de un coro de chicas y chicos.

Cada vez que los muchachos cantaban algo, me daban ganas de bailar e inmediatamente que terminaban, yo me reía, o al menos sonreía, pues me daban unas inmensas ganas de aplaudir.

La verdad es que me gustaba mucho y me gusta todavía, aun cuando han cambiado un poco, ya que algunos de los muchachos se han retirado.

No quiero dejar que termine el año sin felicitar a este coro de la iglesia Our Lady Of Sorrows, en la misa del domingo a la 1:00 PM, pues aunque parezca mentira, ese coro y algunos de los sermones son los que me hacen regresar a esa iglesia, todas las veces que me es posible llegar.

En estos días, que se acercan las festividades de Navidad y Año Nuevo, tanto en lo religioso como en lo familiar, estamos preparándonos para que nuestros hijos y los que tenemos nietos, nos esmeremos para hacer de la navidad una verdadera fiesta, llena de alegría y gratos momentos en familia. Aprovechar la navidad para poder estar todos juntos y hacer de esta celebración un verdadero acto de amor filial.

Sabemos que los que los latino-canadienses hacemos una mezcla de costumbres entre anglo sajonas y de nuestros países latinoamericanos, vemos tanto pesebres, posadas, villancicos hasta Santa Claus.

Además podemos saborear los deliciosos platillos y bebidas, que caracterizan a cada país latino, mezclado con alguna comida, postre o bebida canadiense. Todo esto forma parte de nuestro vivir como miembros de una sociedad que nos ha acogido.

Reciban un cordial saludo de mi parte y les deseo una celebración navideña muy feliz, tanto para los que tienen su familia aquí, como a los que se encuentran lejos de ellos, deseándoles que pronto puedan estar juntos de nuevo. Y que el año 2016 los llene de dicha y prosperidad.

Featured Posts