Construyendo Destinos


Los abuelitos son las voces del pasado y los ejemplos del presente, con ellos los recuerdos cobran vida; su cultura y apoyo moral son una contribución invaluable que van transmitiendo de generación en generación. Desde mi niñez, tuve la inmensa fortuna de compartir con mis abuelitos bellos momentos, de sentir su cariño, disfrutar sus paseos y escuchar sus historias de antaño que enriquecieron mi corazón y mi vida.

El impulso y la fuerza que aportan los abuelitos en Canadá es de gran relevancia en la formación de los pequeños, los abuelitos son escuela de vida y los rodean de amor y paciencia. Los nietos son una bendición y el cariño es mutuo, alguien dijo "un nieto es una maravilla que ciega el alma de felicidad, en los nietos se alarga la vida", tan cierto como lo es.

Hoy les comparto que durante el ciclo escolar fuimos invitados en dos ocasiones al colegio de nuestro nieto Bronson, para convivir en actividades que reafirman los lazos y resaltan la importancia de los abuelitos en la formación integral de los niños.

La primera invitación fue para compartir un día de labores en su colegio y celebrar el "Grandparent's Day". La segunda ocasión fue para asistir a la presentación de los alumnos en la obra musical "Annie Jr." mejor conocida como "Anita la Huerfanita".

Puntuales y emocionados asistimos al primer evento que empezó a las 9:30 a.m. y terminó a las 12:00 del mediodía. El programa inició con una visita a su salón de clases donde nos tenían preparado un gafete que decía "Super Grandfriend" y el nombre de cada abuelito. De 9:30 a 10:30 a.m. nos mostraron sus trabajos manuales que hicieron con cariño para obsequiarnos. Además, convivimos con ellos en dinámicas preparadas para la ocasión, como interceptar el mensaje usando "the code to cipher"; así como juegos de mesa y dibujos para compartir. Y por supuesto, la foto del recuerdo.

De las 10:30 a 10:55 a.m. los abuelitos pasamos a un salón donde nos ofrecieron pasteles, galletas y café. Y de 11:00 a 12:00 del mediodía pasamos al gimnasio y disfrutamos de un hermoso concierto de voces e instrumentos musicales acompañados de su maestra al piano. Fue un momento sublime ver las caritas de los niños buscando con su mirada a sus abuelitos entre el público, que agradecidos les dimos un cálido aplauso. El director del colegio agradeció a los presentes su asistencia a tan importante evento que perdurará en el corazón de los niños.

Más de 350 abuelitos nos encontrábamos reunidos por el cariño, enseguida el Director pidió que levantaran la mano los abuelitos que venían de B.C. siendo la mayoría; después preguntó de otros lugares de Canadá... de EUA... de México y levantamos la mano, éramos los únicos... y finalmente preguntó: quién viene de más lejos y levantaron la mano los abuelitos de Corea a los cuales les obsequió un libro muy especial de la autora Jean Reagan titulado: "How to Babysit a Grandma" & "How to Babysit a Grandpa". El simpático libro contiene ilustraciones de forma graciosa al ser los niños los cuidadores de sus mayores, ya que podemos observar en la ilustración de la invitación a los abuelitos tomando una siesta mientras los pequeños juegan.

Y la segunda ocasión asistimos a la presentación de la conocida obra musical "Anita la Huerfanita", del libro de Thomas Meehan, historia ambientada en New York City en diciembre de 1933. Con la simpática actuación de más de 120 alumnos del colegio, entre ellos nuestro nieto.

La puesta en escena fue un éxito, los niños nos deleitaron con su actuación, canto y baile, además tocaron diversos instrumentos musicales y nos transmitieron sus emociones. Al ver el talento y empeño de los niños y sus maestros valoramos las horas de ensayo invertidas para ofrecer un espectáculo de calidad, una gran inspiración para chicos y grandes.

Al finalizar la obra musical y para seguir con la celebración, fuimos toda la familia a disfrutar de un paseo y un sabroso helado de frutas en la granja lechera 'Birchwood Dairy' en Abbotsford, fue una tarde esplendorosa.

Abuelitos de B.C., ¡adelante! somos considerados los segundos padres, sigamos construyendo destinos, demos nuestro cariño, tiempo y experiencia a nuestros niños para un mejor país, es nuestra mayor aportación... La conexión abuelit@-nieto siempre perdurará, aún después de la vida.... Hasta la próxima.

Featured Posts