Mi Primer Baño en Año Nuevo

Mientras estaba en la regadera

lavando mis experiencias del año pasado,

pude ver a través del agua cristalina

que mojaba mi cuerpo,

como las aflicciones, malos amigos, tristezas y dolores

corrían por mis piernas y todos mis rincones.

Mi corazón se escondía bajo mi pecho y piel

para resguardar a mis amores y eternas amistades,

no lo tocó la corriente que arrasaba con lo malo,

en él se mantuvieron protegidos

todos los buenos recuerdos, experiencias y afinidades.

Mientras mi baño transcurría,

pude ver en el piso, resbaloso y mojado

como corrían los rostros, unos alegres, otros amargados

de todos aquellos que dejaron de ser parte de mi vida.

Se los llevó el tragante con el agua jabonosa

y sentí como mi vida resplandecía

para otro comienzo sano y sin rencores.

Featured Posts